sentar cabeza o huir

 

En esta vida todo parece ser muy lindo hasta que empezás a transitar esa edad en la que las decisiones pisan fuerte y las dudas sobre absolutamente todo comienzan a invadir la mente de uno. Es una edad en la que muchos se preguntan si seguir por la ruta que están transitando o desviarse por un camino alternativo, nuevo y desconocido. La mayoría de las personas se inclina por la primera; sientan cabeza, consiguen un buen trabajo, siguen formándose a nivel profesional y cumplen con lo establecido; lo socialmente correcto.

 

Sin embargo, otros optan por crear un camino propio, sin señalización; eligen salirse del protocolo para experimentar una forma de vida diferente, desconocida. Suena a rebeldía, pero creo que se trata simplemente de elegir dónde y cómo vivir desde la propia experiencia, dejando de lado la comodidad y desaferrándose de lo que uno ya tiene.

 

Claro que esta opción no es para cualquiera, ciertas personas nacen con una estructura y se les eriza la piel con el solo hecho de pensar en la posibilidad de dejar sus cosas en stand by para empezar otro proyecto, lo que me parece perfecto si uno se siente pleno al hacerlo. Pero hay un grupo seres humanos que son más desestructurados y pueden vivir, casi se podría decir, improvisando su vida sobre la marcha.

 

A mí me tocó experimentarlo “en carne propia”, como decimos en Argentina; tenía una rutina establecida hasta que  tomé la decisión de probar el otro bando y me cambió la vida. Ya había terminado la facultad y estaba trabajando, pero me faltaba algo, mis días eran bastante monótonos, la rutina me agobiaba y cada vez sentía más curiosidad  por conocer ese mundo  diferente del que solo algunos hablaban.

 

Se me vienen a la mente las caras de mis padres cuando hace dos años, con pasaje en mano, les conté que dejaba mi trabajo para irme dos meses al sudeste asiático con amigas. Al principio les costó asimilarlo, no entendían como estaba cambiando un trabajo estable por un viaje y lo que más les preocupaba era qué iba a hacer con mi vida a la vuelta. Ojo, entiendo que, como está todo hoy en día, al principio suene descabellado, loco y hasta inconsciente.

 

Sin embargo a lo largo del viaje se fueron dando cuenta de que mi sonrisa estaba intacta y de que esa experiencia única que estaba viviendo no hubiese sido posible si no apostaba todo a esta nueva aventura.

 

Siempre digo que es cuestión de salir un poquito del confort, de resignar algunas cosas y buscar lo nuevo. Por supuesto que puede salir mal, puede que una persona no se sienta cómoda lejos de su casa o que se dé cuenta de que ese cambio no es lo que buscaba, pero, entonces, habrá tiempo para arrepentirse.

 

Estoy convencida de que hay que dejar de esperar que las cosas pasen y salir afuera y hacer que pasen. No es fácil, y si se espera el momento ideal para hacerlo es probable que nunca lo encontremos. Siempre va a haber una prioridad o tal vez será más cómodo inventar una excusa que justifique nuestra inseguridad para hacerlo. Pero bueno, dicen que lo bueno empieza con un poco de miedo, y claro que eso fue lo que sentí, pero no tengo dudas de que si tuviese que tomar otra vez esa decisión, volvería a elegir la misma: vivir el presente, el futuro ya veremos… 

 

17 de febrero de 2017

 

 

 

 

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
  • Nacho (jueves, 10. agosto 2017 23:11)

    Excelente!

  • Mirta (domingo, 26. febrero 2017 23:19)

    Celina,
    No me ´´equivoque cuándo te elegí, sos una persona especial, te mereces ser feliz!!

  • Tomba (miércoles, 22. febrero 2017 03:04)

    Grosaaa celi!! travel around the world!! asi tenia la cabeeza yo cuando nos conocimos en la facultad, estaba ahi pero no estaba calculo jejej

  • Lucila (miércoles, 22. febrero 2017 02:48)

    Muy buena manera de expresarlo Celi. Te felicito.
    Acá me declaro publicamente del otro bando, pero me encanta viajar y gastar mis ahorros en recorrer el mundo!
    Espero ansiosa anécdotas de tus viajes!

  • Gaby (miércoles, 22. febrero 2017 00:46)

    La vida es una sola! Que buena decisión la tuya! Hace años que quiero hacer lo mismo, ya llegará. Disfrútala te quiero!

  • Pacha (martes, 21. febrero 2017 21:33)

    !!estudia recibite y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy¡¡
    Viví ahora el futuro ya dirá ¡
    Te quiero un beso

  • luciana (martes, 21. febrero 2017 03:08)

    El que no arriesga no gana!!! Te quiero Cheli!! Besos

  • Rubén Walter Aguilar (martes, 21. febrero 2017 01:42)

    Hola Celina...me encanta el tema, creo que todo tiene que ver cómo fue nuestras infancias, cumpliendo con esas rutinas, lógicas que tienen que ver con prepararse a la vida.
    Cada uno tuvimos un crecimiento diferente pero que a la vez eran caminos diferentes que llegábamos al mismo punto.
    Tuve la suerte que mi padre, algo menos mi madre, que al fin siempre terminan apoyándonos a ese "sueño ".
    Habro un paréntesis y como padre siempre les decía a mis hijas, busquen carreras que les permitan abrirse al mundo. Creo que quien lleva en la sangre un poquito de esos sueños es Florencia, pero las cosas se dan en la medida que uno le ponga el horizonte!
    Prometo seguir escribiendo porque empecé algo porque no resistí no escribir...continuaré!!!
    Un beso grande Celina... muy linda idea esta 🌹

  • Meme (lunes, 20. febrero 2017 22:28)

    Qué valentía! Estoy pensando mucho en esta clase de cosas, y este post es muy motivador.

  • Sofía (lunes, 20. febrero 2017 22:23)

    ¡¡Me encantó!!

SEGUIME EN INSTAGRAM 

Contacto

Contactame por cualquier sugerencia, opinión o consulta.


celina@sinbrujulas.com

recibí los posts en tu mail

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© SIN BRUJULAS by Celina